Ante su futuro económico, los grandes países emergentes están optimistas: China, India, Brasil, Rusia.


Al contrario, Estados Unidos y Europa están pesimistas


Costa Rica desde la II postguerra tenía mayor crecimiento que el promedio de América Latina, menor inflación y menor déficit fiscal. Ahora tenemos el mayor déficit, mayor inflación y menor crecimiento que el promedio de nuestra región.


Es hora de pensar en grande y en serio y dejar pequeñeces y cortos plazos de lado.

 

Podemos coincidir en que sectores queremos que se desarrollen, en que se comparta  el crecimiento, en las características que deseamos para nuestra economía, pero lo difícil es coincidir en el cómo.


Conocemos nuestras carencias: seguridad ciudadana, calidad educativa generalizada, infraestructura, agilidad en los servicios públicos y las actividades de regulación, planificación urbana eficiente, formación y evaluación profesional de los servidores públicos, disposición ambientalmente correcta de nuestros desechos de todo tipo...


Sabemos que requerimos controlar la inflación, aumentar la competitividad,  justicia pronta y cumplida, reducir la tramitología y el exceso de requisitos y permisos, disminuir el déficit fiscal, hacer más atractivas nuestras exportaciones y nuestros servicios.


No ignoramos que el mundo hoy no nos sonríe como ayer. Los países desarrollados que son nuestros principales mercados crecerán menos el año entrante, no somos exportadores a China, Brasil, Rusia y la India que son los que si crecerán más.


Y nos cuesta mucho ponernos de acuerdo....


¿Será hora de discutir un simple aumento de impuestos, o más bien es una vez más tiempo de ser previsores y acordar los lineamientos de una política integradora de reducción de gastos públicos, trámites, y tasas de interés, aumento y generalización de algunos impuestos y del gasto en seguridad, infraestructura y educación, de eliminación y simplificación radical de trabas y procedimientos, de descentralización efectiva y aplicación moderna de la planificación urbana?


¿Será posible que la Asamblea Legislativa, el Poder Ejecutivo, el Banco Central, los partidos políticos, los medios de comunicación y las organizaciones de empresarios y trabajadores acometan esta tarea? 


¿Podrá el gobierno asumir el liderazgo en una misión de esta envergadura, y podrán los demás actores asumir sus responsabilidades sin caer en pequeñeces ni detalles, sino con dedicación a un acuerdo de grandes líneas que luego sea implementado por los diversos entes según sus responsabilidades y monitoreado por una comisión que represente a todos?


El siguiente artículo de The Economist debería llamarnos a la reflexión y a la acción. 

 

 

“HOPE” is one of the most overused words in public life, up there with “change”. Yet it matters enormously
The redistribution of hope
www.economist.com
“HOPE” is one of the most overused words in public life, up there with “change”. Yet it matters enormously

 

Publicado en La República del Jueves 11 de Noviembre, 2010


Continúo el análisis de comentarios hechos por don Alberto Cañas en relación con la construcción de obra pública y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes durante mi gestión.

Vamos avanzando, porque en su último comentario sobre el tema en Chisporroteos, el Lic. Cañas acepta las diferencias entre la legislación para CONAVI y el mantenimiento vial, y lo referente a concesiones. Pero falta camino, porque todavía confunde los temas de construcción y supervisión.

Este artículo fue publicado en La República del 26 de agosto de 2010
 
 Frustrado por problemas de mantenimiento vial, y otros, que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes no ha atendido, don Alberto Cañas (Chisporroteos, 4-8-10) atribuye la culpa a mi administración por haber impulsado la concesión de obra pública, la cual nada tiene que ver con mantenimiento vial. Dada su excesiva ideologización, y por respeto a la historia y a los hechos, estoy obligado a recordar algunas realidades.

En los años 50 el MOPT empezó una nueva etapa. Se nutrió de una excelente camada de profesionales que salían de la Universidad de Costa Rica recién establecida, y los gobiernos lo dotaron de recursos financieros para atender necesidades de transporte en sus distintas modalidades.

El impulso a la infraestructura creó una industria de la construcción, constituida por empresas constructoras y consultoras. El volumen de trabajo era tal que hacía impensable que el MOPT lo asumiera bajo su administración directa. Eso sí, el MOPT tenía recursos técnicos y profesionales que garantizaban la calidad de los contratos
.
La crisis económica de principios de los 80 truncó ese rumbo. Las familias pobres casi sobrepasaron el 50%. De 1979 a 1981 el desempleo aumentó 79,3% y la inflación fue de 94,5%. Tardamos hasta 1993 para recuperar el nivel de ingreso y al desaparecer el financiamiento externo para atender los graves déficits fiscales que se habían generado, eran limitados los recursos para inversión.

Ante la falta de recursos, la mayoría de buenos y experimentados profesionales abandonó el MOPT. Las mismas constructoras sufrieron un fuerte deterioro y algunas cerraron.

Esa es la causa del deterioro de la red vial. Los dineros escaseaban aun para dar mantenimiento a las carreteras y caminos. Con el paso de los años envejeció una red vial de más de 35.000 kms que amenazaba con desaparecer, porque ni siquiera se tapaban los huecos. En 1998 el MOPT estaba tan destruido como la red vial.

Don Alberto confunde lamentablemente la ley de concesiones para construir obras nuevas, con la creación de CONAVI y el establecimiento de un sistema de licitaciones para el mantenimiento vial. Ambos instrumentos fueron puestos en ejecución durante mi administración, bajo el liderazgo de don Rodolfo Méndez, pero atienden cosas distintas.

Por un lado, se tuvo el acierto y la responsabilidad de crear un fondo de mantenimiento de la red vial nacional, de 7.000 Kms de longitud, con un impuesto a los combustibles.

Este fondo es de solo $200 millones anuales y alcanza para mantener esa red vial y además construir o mejorar algunos proyectos.

Así se contuvo el sangrado de la red vial nacional y ahora, si aparecen huecos o hay fallas sin atender, es responsabilidad de la administración como ocurre hoy día por atraso injustificable  en la adjudicación de contratos.

Ese fondo contemplaba además fortalecer la estructura del MOPT. Si después se ha logrado o no ese propósito, es otra cosa.

Modernizar la red vial demanda invertir $10.000 millones. Si no se tiene ese dinero, de nada sirve soñar que el MOPT puede realizar por cuenta propia los trabajos.

Por otro lado, solo unos pocos proyectos viales pueden darse en concesión para llenar el vacío de recursos públicos. Ciertamente, la administración ha sido incapaz de manejar correctamente los proyectos ejecutados bajo esta modalidad.

Pero si una organización no puede ni fiscalizar correctamente la ejecución de una obra, difícilmente podrá construirla en forma directa.

Estos son los hechos, no lo que los prejuicios del señor Cañas le hacen suponer.

La oportunidad de  una visita a las autoridades de la Unión Europea me dio oportunidad de participiar en un seminario en la Universidad de Lovaina.

En esa ocasión presenté un análisis de la situación económica y social de Costa Rica  y Centro América, de   la magnitud de nuestro  problema de  pobreza y de los  instrumentos que -siguiendo la tradicional visión social cristiana de esa Universidad- deberíamos emplear para enfrentarlo También de algunas de las acciones de la Unión Europea que nos afectaban negativamente.

Hoy diez años después y ante la próxima implementación del Tratado de Libre Comercio Centro America Unión Europea, que espero sea pronto ratificado, me parece oportuno  publicar esas palabras. 


En abril del año 2003 vivían muy frescos los recuerdos de mi ejercicio presidencial.

Cuando tuve el honor de que se me incluyese en el Salón de Expresidentes de la Asamblea Legislativa, compartí con los señores diputados y la familia y amigos que me dieron la alegría de su compañía, algunas de las experiencias camino a la presidencia y en el ejercicio de ese alto cargo.

Pero también me atreví a plantear mi visión sobre los retos que vislumbraba en el futuro.

La libertad,  la equidad, la justicia social, la solidaridad, el amor patrio, la paz, conservar la naturaleza para las generaciones futuras. Estos son ideales para nuestra vida en sociedad en los casi que todos coincidimos. ¿Por qué, entonces, se dan tan fuertes diferencias en las referencias ideológicas, políticas, partidarias?

La diferencia usualmente radica en nuestra concepción de como alcanzarlos.El problema estás en los medios, debería ser científico o técnico. Pero que difícil es ponernos de acuerdo en cuales son los instrumentos eficaces y más eficientes.
Además, son ideales distintos, y los instrumentos que nos promueven alguno pueden afectar negativamente otro. ¿En que medida cede algún ideal  para alcanzar los otros?
Y todas nuestras acciones las debemos ejeciutar en medio de nuestra ignorancia, nuestros egoísmos (de todos), nuestras pasiones, nuestras emociones, nuestras inconscientes motivaciones. La ignorancia no solo se refiere al resultado final de nuestras acciones, sino también a cuales son las acciones  adecuadas pra concitar acuerdos sociales espontaneos o expresos que les den suporte.
Por cierto, es aún más difícil saber el resultado final de nuestras acciones individuales, y de las políticas publicas, cuando todo está cambiando: conocimiento, preferencias, motivaciones, instituciones.  
Y como si fuera poco, no tenemos un sistema puramente racional de toma de decisiones colectivas, sino que  influyen pasiones, ignorancia racional, sesgos y prejuicios.

Por ejemplo, para que sea universal el acceso a la telefonía podemos hacerlo fijando tarifas que no tomen en cuenta los costos, con lo cual destruimos una eficiente asignación de recursos productivos y de inversión, con pérdida social, o podemos hacerlo dando un subsidio a quienes no tienen suficiente ingreso, con lo cual no afectamos directamente la asignación de recursos (claro que si indirectamente por los impuestos, pero estos siempre los necesitaremos)

Muchas veces tenemos la discusión de las dos hermanas que querían la única naranja que había en la casa y estaban en conflicto, hasta que se dieron cuenta que una quería la cascara para hacer un adorno y otra la pulpa para comerla.

Esas graves dificultades no significan que debamos abandonar la lucha por nuestros ideales, y el equilibrio entre ellos que creamos moralmente justificado.Pero si nos obligan a nunca dejar de cuestionarnos la eficiencia de nuestras propuestas y acciones preferidas. Con humildad debemos siempre reconocer las limitaciones a las que estamos sujetos y recordar que de buenas intenciones está empedrado el camino de los infiernos...y no porque no se cumplió con las buenas intenciones, sino porque sus resultados eran lo contrario a los deseados.

No podemos sen simplistas y tomar en cuenta solo el resultado directo de una acción, sino los secundarios y terciarios etc, y a veces el resultado total es contrario al que aparenta darse de forma inmediata. Si queremos leche barata para los niños y fijamos su precio, el resultado no será que los pobres tengan más leche, sino menos. Las vacas que no producen suficiente para pagar costos con el precio más bajo serán convertidas en carne, habrá menos oferta de leche, y los ricos la tendrán aunque tengan que tener una vaca en la sala. Los que sufren el des-abasto son los pobres.
La Unión Europea es una de las construcciones políticas y económicas mas admirables del siglo XX. Sus dos principales propulsores Alemania y Francia fueron también los países que más esfuerzo y capital político pusieron para lograr construir una Unión Monetaria con el EURO.

Ahora la crisis financiera que vive el mundo desde 2008 y que ha sido aún más grave en los países ricos  pone a prueba esta Unión Monetaria.

Irlanda ha podido soportar los desequibrios fiscales y monetarios sin que se hablara hasta ahora de una posible insolvencia. Pero la crisis del gobierno Griego pone a prueba la fortaleza del área del Euro y ahora los mercados se preguntan sobre Irlanda, Austria, Portugal, España.

Se suponía que para que esto no ocurriera los limites establecidos al déficit y al endeudamiento público actuarían como parachoques o bolsas de aire. Pero no se cumplió con esos parámetros en las políticas públicas, y la necesidad del salvamento de los sectores financieros llevaron a las naciones a agigantar sus déficit.
¿Qué hacer ahora? ¿Deben y pueden los países ricos y grandes de la UE dar apoyo a Grecia para parar la posible corrida contra el EURO? ¿No obligará este salvamento a preparar los de  otros estados? ¿Cómo enfrentar los crecientes déficit fiscales producto de esos salvamentos sin generar una futura recesión y sin volver a crear una crisis financiera?

La economía como ciencia es fácil, la política económica sigue siendo muy difícil.


Jose Joaquin TrejosHace ya casi cuarenta años terminó su gobierno, pero los efectos beneficiosos de su gestión los vivimos hoy todos los costarricenses. Para el beneficio de los costarricenses menores de cincuenta años vale la pena esbozar algunas de sus características y logros.

Con el resultado electoral más reñido bajo la Constitución de 1949, Don José Joaquín Trejos asumió en 1966 la Presidencia de la República de un país partido en dos políticamente,  con los dolores del 48 muy frescos  y con un congreso dominado por una oposición que desde el propio día de su toma de posesión pretendió gobernar desde la Asamblea Legislativa. También recibió una Hacienda Pública altamente deficitaria y una muy difícil situación de balanza de pagos y endeudamiento, pues en ese tiempo Costa Rica sufría de tener  reservas monetarias negativas.

MARNota: El siguiente texto se usó en mi facebook para dar a conocer este blog personal.

Para celebrar mis setenta años no hay una fiesta en la casa, ni reunión multitudinaria de familiares y amigos. No es que una fiesta sea mala, al contrario me encantan. Pero este año no está para empezarlo con celebraciones aunque espero que si lo esté para terminar así.


Por: Alguien que estuvo ahí

sarapiquiAntes, las giras con MAR no eran lo que la gente pensaría. No había caravanas, ni buses, ni canciones, ni cámaras, ni cientos de personas. Antes eran más tranquilas, más simples.

Más de una vez salimos en la madrugada Douglas León, el Candidato y quien escribe estas líneas. Esa era toda la comitiva. Nos turnábamos las eternas manejadas e íbamos apostólicamente de pueblo en pueblo explicando el mensaje del Candidato, y más importante, aprendiendo de lo que Costa Rica enseña.
Este artículo sobre el progreso, el mandamiento de ser perfectos (que no es mencionado pero está implícito) y la necesidad de convicciones morales frente a la indiferencia y al relativismo es el mejor regalo que a familia y amigos les puedo mandar. Deseo compartirlo con mis amigos en esta página y les pido sus comentarios

The idea of progress: Onwards and upwards | The Economist

www.economist.com

Why is the modern view of progress so impoverished?

http://www.economist.com/printedition/displayStory.cfm?Story_ID=15108593

En la edición del New York Times del 9 de enero conmueve una noticia que señala que las autoridades  en los Estados Unidos han puesto bajo el velo de  un sudario las muertes de inmigrantes en prisiones. Incluso se ha revelado gran cantidad de documentos y comunicaciones destinados a obstaculizar el conocimiento de esto hechos. 

De modo que se requieren más buenos samaritanos a lo Walt Staton y que debemos luchar por la justicia en favor de personas tan indefensas como los inmigrantes.

 


WaltWalt Staton de Tucson Arizona ha sido condenado por los tribunales de su domicilio por ser un buen samaritano y cumplir la ley de Dios.

Ya desde Antígona los mitos griegos señalan las trágicas consecuencias de quien pretende poner los mandatos humanos por encima de las leyes de Dios. No puede haber paz en la familia o la comunidad que pone sus intereses inmediatos y egoístas por encima de la dignidad, el derecho a la vida y a la libertad, y los demás derechos humanos. Creonte, Rey de Tebas, pierde a su hijo y a su esposa por prohibirá darle sepultura a Polinicis y castigar a Antígona por cumplir con ese deber religioso con su hermano.

?

Logo EconomistEn The Economist esta semana se lee:


In the next couple of years the businesses that thrive will be those that are miserly with costs, wary of debt, cautious with cashflow and obsessively attentive to what customers want. They will include plenty of names no one has yet heard of.

El triunfo futuro depende de un cambio ahora en la cultura empresarial


Para copiar un artículo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el título, y luego el cuerpo del artículo, con el fin de que conserven los formatos y márgenes adecuados.