Imprimir
Visto: 192

POLITICA

Propuesta de expresidente de la República, Miguel Ángel Rodríguez, es respaldada por fuerzas internas, pero tendrá poco chance de ser discutida en Asamblea Nacional

Rebeca Madrigal Q. 25 Enero 2021

La Asamblea Nacional del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) discutirá, el próximo 7 de febrero, si definen una comisión que negocie las condiciones para una posible coalición partidaria con miras a las elecciones nacionales del 2022.

De ser aprobada la propuesta, dicha comisión dispondría de cuatro meses para buscar los aliados, ya sea con partidos cantonales, provinciales o nacionales, según indica la agenda de la convocatoria.

El plazo de dicho órgano fue acordado por un grupo de asambleístas para que se ajuste al calendario electoral, pues en junio el PUSC definiría el candidato presidencial mediante una convención abierta, según indicó el presidente de la agrupación, Randall Quirós.

Contra el tiempo también está la inscripción para las coaliciones partidarias, cuyo plazo vence el 5 de agosto, de acuerdo con el calendario electoral establecido por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

De concretar una coalición, el PUSC se presentaría junto a otras agrupaciones políticas con una misma fórmula presidencial.

Por ello, Quirós prevé como un obstáculo la posibilidad de una coalición, aunque esa es una decisión que recae sobre la Asamblea Nacional, que es la máxima autoridad partidaria, conformada por 70 representantes.

El presidente del Comité Ejecutivo aclaró que lo que resulte de una negociación a cargo de dicha comisión tendría que ser ratificado por la Asamblea Nacional, en una nueva convocatoria, antes del 5 de agosto.

Apoyo a idea

La propuesta de conformar una coalición fue presentada por el expresidente de la República, el socialcristiano Miguel Ángel Rodríguez, a principios de enero de este año y es respaldada por militantes como el diputado del PUSC Erwen Masís y Roberto Suñol, quien aspira ser el candidato a la Presidencia de la República por la Unidad.

Quienes la respaldan difieren con Quirós sobre los plazos y están convencidos de que, aunque hay que correr, las coaliciones o alianzas sí podrán ser posibles antes de que venzan los plazos.

Rodríguez señaló que es cuestión de voluntad y del respaldo de las asambleas de los partidos políticos que decidan unirse. De lograrse, la Unidad vería una “posibilidad real” de ser nuevamente gobierno.

Además, indicó que la coalición sería una vía para evitar un tercer gobierno consecutivo del Partido Acción Ciudadana (PAC) o de que se consolide un gobierno populista.

Suñol, por su parte, señaló que la coalición sería lo “recomendable” para que la propuesta del PUSC llegue de nuevo al poder.

El exmandatario manifestó que estaría dispuesto a asumir un papel en la comisión que negociaría las condiciones para una coalición.

“Si el partido quiere ir a este proceso y si me encargan algún trabajo en esto para hablar con todos los grupos, hablaré con todos”, dijo Rodríguez, quien señala hay gente muy interesada en su propuesta, pero no precisa cuáles agrupaciones.

Si se tratara de una coalición, Rodríguez se inclina por definir una agenda económica, con menos espacio para la polarización en otros asuntos.

El diputado Masís indicó que el partido al menos debe darse la oportunidad de debatir sobre la posibilidad de formar una coalición, aunque reconoce que hubiese sido más oportuno haber iniciado su discusión un año antes.

Masís confirmó sus aspiraciones políticas en el proceso de elección del 2022, pero no comunicará su decisión hasta después de superada la Asamblea Nacional, para conocer la dirección que tomará el PUSC con miras a esos comicios.

Mientras tanto, el diputado Pedro Muñoz, quien también quiere ser el candidato del PUSC, se reserva inclinarse hacia una postura sobre una eventual coalición y lo deja en manos de la Asamblea Nacional.

Protocolo de covid-19 impediría discusión

La decisión de crear la comisión se encuentra entre los últimos puntos que se debatirán en la Asamblea Nacional, la cual no podrá tardar más de dos horas, en una primera fase.

Precisamente, ocupa el puesto 11, de 12 temas que se verán ese día.

La duración de la asamblea está establecida en el protocolo para mitigar la propagación de la covid-19, emitido por el Ministerio de Salud y el TSE para los partidos políticos que lleven a cabo sus procesos partidarios de forma presencial.

El TSE exhortó a los partidos políticos a no establecer agendas extensas en estos encuentros, pues toda discusión fuera del tiempo permitido carecerá de validez.

Rodríguez reconoció que en ese orden será difícil que llegue a discutirse ese tema, por lo que propondrá un nuevo orden de la agenda.

Por su parte, Randall Quirós apuntó que si bien el protocolo exige que las asambleas no se extiendan por más de horas, la sesión puede retomarse por el mismo tiempo si se desinfecta el recinto en un receso de dos horas, lo cual está contemplado.

El presidente ejecutivo justificó que por tratarse de un tema “álgido”, el punto se ubicó entre las últimas posiciones, aunque reconoce que también es posible que no se termine de discutir, con lo cual la propuesta quedará sin ser vista.

Los otros aspectos que se abordarán tienen relación con modificaciones a los estatutos en cuanto a la paridad de género horizontal, la ética y la disciplina de sus representantes, así como incluir la obligación de que los candidatos a puestos de elección popular estén al día con sus responsabilidades tributarias y de la seguridad social.


Fuente: La Nacion