ALTERNATIVAS

Miguel Ángel Rodríguez E.

Dr. Miguel Angel Rodriguez Echeverria

Esta cruel pandemia ha agravado nuestras dificultades y nos convoca a un Gran Reinicio para vivir una nueva normalidad que nos enrumbe al progreso compartido.

Si las naciones de SICA lo hacemos en conjunto, podremos disfrutar de oportunidades que no encontraríamos si actuamos aisladamente.

Hace seis meses me permití expresar al Sr. Presidente: “La pobreza, la inseguridad, la violencia, el desarraigo, la frustración, el desempleo, la informalidad que ya sufrían millones de centroamericanos antes del Covid-19 han sido magnificados por esta pandemia” y que era “necesario relanzar los esfuerzos para el desarrollo humano de nuestros pueblos que han perdido el impulso integrador y se han aislado en la introspección de sus dolores”.

Agregué: “Las condiciones internacionales son propicias para que esta hora de dolor sea el inicio de una época de prosperidad. Las migraciones ilegales, miles de niños maltratados pidiendo entrada en la frontera de Estados Unidos, la trata de personas, el narcotráfico, la contención del cambio climático y la defensa de la naturaleza, la necesidad de estimular el crecimiento mundial, favorecen las posibilidades de que se organice un gran movimiento internacional de apoyo a América Central”.

“Nuestra aspiración debe ser (sugerí) una Gran Alianza por SICA que nos permita sacar provecho de las nuevas tecnologías y conectar a todos los hogares del área con las redes del conocimiento; digitalizar la enseñanza y superar la ignorancia; fortalecer el Estado de derecho, el respeto a los derechos humanos y erradicar la corrupción; establecer sistemas de salud que nos preparen para nuevas contingencias pandémicas y de la naturaleza; descarbonizar nuestras naciones y generar energías limpias interconectadas, construir infraestructura vial y ferroviaria descarbonizada; ejecutar las acciones de prevención y mitigación que nos protejan del calentamiento global y hagan uso que preserve y obtenga frutos de una relación armoniosa con la naturaleza”. 

Este pasado 22 de setiembre, en Nueva York, los señores Presidentes de República Dominicana don Luis Abinader, de Costa Rica don Carlos Alvarado y de Panamá don Laurentino Cortizo suscribieron una importante declaración de política conjunta: Alianza para el Fortalecimiento de la Institucionalidad Democrática.

Los señores Presidentes promueven “el crecimiento económico en el marco de la democracia, de los derechos humanos y los objetivos del desarrollo sostenible …  la defensa de sociedades abiertas, el derecho internacional y un paradigma de desarrollo verde, justo y sostenible e inclusivo frente a los grandes retos estructurales de la humanidad, como lo es el actual problema migratorio”. 

Y respaldan “una agenda que genere sinergias entre nuestros países y otros socios estratégicos en la región aprovechando el proceso de reconfiguración de las cadenas globales de abastecimiento”.

Es una importante noticia para el futuro de nuestros países, porque augura un liderato de República Dominicana, Costa Rica y Panamá en favor de Centroamérica y el Caribe.

Es hora de UNA GRAN ALIANZA PARA UN GRAN REINICIO.

Un gran programa de infraestructura que diera una nueva dimensión al Plan Puebla Panamá con una extensión a República Dominicana en energía, turismo y transporte marítimo podría generar los niveles de empleo de un crecimiento acelerado que retenga la población en sus países de origen, aliviando los problemas de inmigración desordenada a EE.UU., México, Belice, República Dominicana, Costa Rica y Panamá. 

La institucionalidad de SICA y SIECA revigorizadas haría más atractiva y políticamente aceptada la inversión de recursos de los países desarrollados en el área.

Ante el cambio de las reglas tributarias internacionales que OCDE y EE.UU. vienen analizando, la acción conjunta de los países de SICA podría garantizar que a todos se les aplique las normas más favorables que se vayan a establecer.

Un programa de estas dimensiones sería una palanca poderosa que promovería la democracia en Nicaragua, la buena gobernanza en el Triángulo Norte y el respeto al estado de derecho y a los derechos humanos en toda la región.

Este sería el mejor camino para adaptar esta frágil zona del mundo al calentamiento global, y para promover la fijación de carbono mediante el fortalecimiento de nuestra naturaleza.

Vencer las dificultades para que esta gran iniciativa tenga éxito no es tarea fácil. Pero el acuerdo de los señores Presidentes es un importante paso.

Ex Presidente de la República


Fecha de publicación: 27-Setiembre-2021

Fuente: diarioextra.com


Para copiar un artículo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el título, y luego el cuerpo del artículo, con el fin de que conserven los formatos y márgenes adecuados.