PDF Imprimir Correo electr贸nico
Valoraci贸n de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

Disyuntivas

Dr. Miguel Angel Rodriguez Echeverria

El BCCR, el Ministerio de Hacienda y el Instituto de Investigaciones en Ciencias Econ髆icas (IICE) de la UCR presentaron en los 鷏timos d韆s sus previsiones sobre los resultados macroecon髆icos y fiscales a consecuencia del COVID-19.

Como era de esperar los resultados son muy lamentables.

En lugar de crecer el PIB 2,5% como estim el instituto emisor antes del COVID-19, ahora se espera que caiga un 3,6%, y aun contando con un crecimiento de 2,3% en 2021, la producci髇 a finales del a駉 entrante ser un 2% menor a la del a駉 pasado. Y ese resultado parte, en mi opini髇, aunque no conozco los detalles de la proyecci髇, de considerar que la recesi髇 que vivimos ser corta y que en el segundo semestre de este a駉 volver a crecer la producci髇 interanual. Pocos d韆s despu閟 del anuncio del BCCR de sus cifras, el IICE present una visi髇 m醩 pesimista: un decrecimiento del PIB de entre un 4% y un 5,9%. Como es evidente, a causa del impedimento de ingreso al pa韘 de extranjeros y del cierre de actividades de restaurante, bar y entretenimiento causado por la pandemia, la ca韉a m醩 pronunciada en la producci髇 se da en esos servicios y en hoteles y comercio. Tambi閚 sufren m醩 que el promedio la construcci髇, el transporte y la manufactura. Se proyecta pues la mayor ca韉a en la producci髇 desde la crisis de inicios de los 80.

El BCCR no ofrece previsiones sobre la evoluci髇 del empleo, y a鷑 no est醤 disponibles los datos del primer trimestre de la Encueta Continua de Empleo, pero los datos de producci髇 y las solicitudes de suspensi髇 de contratos laborales y de disminuci髇 de la jornada laboral presentadas al Ministerio de Trabajo ya indican un gran aumento del desempleo. Ese gran incremento tambi閚 lo se馻lan los cientos de miles de solicitudes para obtener el beneficio del Plan Proteger del gobierno para atender a las personas que han quedado cesantes. El IICE estima que entre un 23 y un 24 % de las personas empleadas a finales del a駉 pasado podr韆n perder su empleo, lo que llevar韆 esa cifra a m醩 de un 35 % antes de que se inicie su disminuci髇 en los 鷏timos meses de este a駉. Es de temer que a fin de a駉 el porcentaje de desempleados ser el mayor que se haya dado desde que se mide esa dolorosa circunstancia.

Por su parte el Sr Ministro de Hacienda en su presentaci髇 de las cifras fiscales esperadas para este a駉 y congruentes con las previsiones del BCCR, indic que el d閒icit financiero con las medidas de mitigaci髇 del gobierno ya tomadas en cuenta, ser este a駉 de 8,6% en lugar de un 6,2 (la proyecci髇 del BCCR en su Programa Macroecon髆ico para este a駉 y la usada por el Ministro de Hacienda en su presentaci髇 el 10 de febrero a la Asamblea Legislativa, fue de 5,9% del PIB). El d閒icit primario ser韆 este a駉 de 3,4% en vez del esperado 1,3%.

El d閒icit financiero inicialmente esperado para este a駉 de 5,9%, el Sr Ministro de Hacienda esperaba reducirlo a 5,1% del PIB, seg鷑 su mencionada presentaci髇 en la Asamblea Legislativa. Es evidente que con la pandemia eso dej de ser posible. Ahora para llegar a cerrar con un d閒icit financiero de 8,6% se deben compensar aumentos en la base que se hab韆 proyectado por ca韉a de los ingresos en 3,1 puntos porcentuales (p.p.) del PIB y aumento en los gastos de 0,7 p.p. del PIB. El aumento en los gastos es 0,6 p.p. del PIB por transferencias y 0,1 p.p. en salud.

D閒icit financiero previsto en febrero 6,2 (5,9 seg鷑 BCCR y Ministro Hda. en A. L.)

Disminuci髇 ingresos 3,1

Aumento de gastos O,7

D閒icit financiero con pandemia 10,0

Disminuci髇 gastos 0,4

Aumento ingresos 1,0

Nueva previsi髇 d閒icit financiero 8,6

Con esos resultados la deuda p鷅lica del gobierno central cerrar韆 este a駉 en un 67% del PIB lo que significa que afrontaremos una dif韈il situaci髇 para colocar papel del gobierno en el mercado internacional, en el cual ya los t韙ulos de nuestro pa韘 han tenido una importante disminuci髇 en su precio, y en el cual deberemos competir con naciones que llegaron a esta recesi髇 con cifras fiscales sanas.

Por todo lo anterior es esencial para el bienestar nacional salir del muy bajo nivel de producci髇 y empleo actual. Parece imposible sostenerlo por un per韔do muy largo sin caer en una grave crisis financiera con a鷑 peores costos sociales.

Nuestro pa韘 ha realizado una actividad sobresaliente en la atenci髇 sanitaria del COVID-19. La muy baja cantidad de defunciones, de contagios y de uso de las unidades de cuidados intensivos y alto n鷐ero de personas recuperadas del virus son impresionantes cuando se comparan internacionalmente en proporci髇 a nuestra poblaci髇 y al tiempo transcurrido desde que el COVID-19 lleg a nuestra patria.

No podemos permanecer indefinidamente con un nivel de producci髇 tan bajo, y el mismo 閤ito sanitario justifican medidas para ir reanudando la producci髇, gradualmente, por regiones y seg鷑 las caracter韘ticas de las diversas actividades.

Claro que en una poblaci髇 con tan poca inmunizaci髇 por el muy bajo n鷐ero de contagios la reanudaci髇 de actividades productivas abre posibilidades para una masificaci髇 de la enfermedad y que se llegue a superar la capacidad de personal de salud, equipos para su protecci髇, respiradores, espacio en las unidades de cuidados intensivos. Ello ser韆 fatal y destrozar韆 el 閤ito que hasta ahora se tiene.

Por ello la programaci髇 de la apertura de la econom韆 es la m醩 delicada de las tareas que debemos enfrentar. Despu閟 vendr otra tambi閚 muy exigente: la recuperaci髇 de nuestra econom韆, y reencausarnos por la ruta del progreso social conservando en todo momento la estabilidad pol韙ica.

Para tener 閤ito en esta nueva etapa los ciudadanos deberemos ser a鷑 m醩 cuidadosos en el respeto a las normas de distanciamiento social que las autoridades nos vayan se馻lando.

Por otra parte, los servicios de salud deben tener ahora a su disposici髇 una cantidad muy considerable de equipos y capacidad para hacer pruebas sobre posible contagio que en esta nueva fase se produzca. Es muy posible una nueva y mayor ola de contaminaci髇 con este coronavirus, al tener una poblaci髇 que ha padecido tan poco de este virus. Por ello ser necesario probar la situaci髇 de salud de muchas personas, y estar preparados para darle seguimiento a las personas que han tenido contacto con contagiados. Ello requiere contar con medios tecnol骻icos (principalmente mediante los sistemas de localizaci髇 de los tel閒onos celulares y el sistema EDUS de la CCSS) y personal capacitado para esa tarea.

Recientemente los estados de California y Massachussets han realizado la contrataci髇 de personal y el reclutamiento de voluntarios para esas tareas. La publicaci髇 揚ol韙ico del 27 de abril en su art韈ulo 揌ow California's contact tracing army could serve as model for nation's reopening (El ej閞cito de rastreo de contactos de California podr韆 servir como modelo para la reapertura de la naci髇) en el cual se indica que ese estado, siguiendo el ejemplo anterior de Massachussets est contratando 100.000 personas para rastrear contactos que hayan tenido personas contagiadas. Esa publicaci髇 se馻la: 揈l rastreo de contactos sigue las ubicaciones y los individuos que una persona infectada del COVID-19 pudo haber expuesto al virus antes de ser diagnosticada y puesta en cuarentena. Se considera un instrumento esencial para ayudar a los estados a contener los contagios cuando se ha levantado las ordenes de aislarse en sus hogares, en especial porque hay muchos casos de personas contagiadas asintom醫icas que, ignorantes de su condici髇, pueden exponer a la enfermedad a otras personas.

縉o ser韆 una buena medida para la apertura, contratar temporalmente al personal necesario para estas tareas entre las personas a las cuales por perder su empleo y por su muy bajo ingreso se les est dando un subsidio?

Miguel Angel Rodr韌uez

Ex Presidente de la Rep鷅lica

Fecha de publicaci髇: 4-Mayo-2020

Fuente: La Rep鷅lica

Comentarios
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

Documentos recientes para bajar

Facebook Link

Compartir en facebook

Para copiar un art韈ulo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el t韙ulo, y luego el cuerpo del art韈ulo, con el fin de que conserven los formatos y m醨genes adecuados.