PDF Imprimir Correo electr贸nico
Valoraci贸n de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

ALTERNATIVAS

Miguel 羘gel Rodr韌uez E.

Dr. Miguel Angel Rodriguez Echeverria

Para usar con eficiencia los importantes recursos que se destinan a los programas sociales, es necesario mejorar sustancialmente su coordinaci髇 y someterlos a evaluaciones peri骴icas que permitan rendir cuentas y arribar a conclusiones objetivas sobre su conveniencia en relaci髇 a sus costos.

Tenemos un archipi閘ago muy desintegrado de islotes con poca comunicaci髇 entre s, y muy celosos de su independencia.

Recuerdo las enormes dificultades que experiment cuando simplemente pretend que la CCSS y el INS compartieran informaci髇 sobre los trabajadores afiliados, pues ten韆mos indicios de que sus patronos declaraban en una instituci髇 y no en la otra, o que indicaban diferentes salarios.

Otro ejemplo. Al final del gobierno se hab韆 logrado acuerdos entre el IMAS y una serie de instituciones del sector social para que utilizaran el SIPO para focalizar a la poblaci髇 meta sus beneficios, pero muy pronto se dejaron vencer y no se continu usando ese instrumento destinado a lograr que los recursos llegaran de verdad a las familias pobres.

Cada gobierno se inventa alg鷑 mecanismo de coordinaci髇 pero ninguno se formaliza, y nos vivimos volviendo a inventar el paraguas.

Por eso para lograr usar eficientemente los importantes recursos destinados a disminuir la pobreza que obstinadamente se mantiene en alrededor del 20% (21,1 % seg鷑 la reciente Encuesta de Hogares para 2018), es muy conveniente establecer mecanismos de coordinaci髇 que le den una conducci髇 unitaria a esa pl閥ade de programas sociales (m醩 de 50) y logren una mayor eficiencia en el uso de los recursos mediante las complementariedades que se pueden dar entre ellos.

He venido se馻lando, por ejemplo, las enormes ventajas que se podr韆n realizar si se utilizaran los EBAIS para constatar y mantener al d韆 el Sistema Nacional de Informaci髇 Social y Registro 趎ico de Beneficiarios que permitir韆 una mejor direcci髇 de los recursos hac韆 los pobres. Tambi閚 para para asegurar la alimentaci髇 a los infantes menores de cinco a駉s, desde su nacimiento, y guiar a sus padres para que les proporcionen est韒ulo intelectual y afectivo: 揵esos y leche.

En este campo ser韆 muy oportuno que el gobierno del PAC -siguiendo la inspiraci髇 de su fundador don Ott髇 Sol韘 y de otros antes de 閘- prepare una propuesta para refundir en una sola instituci髇 todos los programas dirigidos a ayudar a las familias pobres, excepto los de educaci髇 y salud, con lo que se podr韆 lograr un importante ahorro en gasto administrativo, una mejor coordinaci髇 de los programas, una eliminaci髇 de duplicidades y se podr韆 hacer llegar una mayor cantidad de recursos a las familias pobres.

Adem醩, es necesario institucionalizar la evaluaci髇 y el rendimiento de cuentas de los programas sociales de una manera efectiva y transparente; lo que no se hace a pesar de que existe obligaci髇 constitucional de hacerlo.

Desde el a駉 2000 se aprob la reforma al art韈ulo 11 de la constituci髇 pol韙ica para incorporar la siguiente disposici髇: 揕a Administraci髇 P鷅lica en sentido amplio, estar sometida a un procedimiento de evaluaci髇 de resultados y rendici髇 de cuentas,..

En la administraci髇 de don Jos Mar韆 Figueres se hab韆 creado el SINE (Sistema Nacional de Evaluaci髇) que en la nuestra se aplic a todas las instituciones aut髇omas y ministerios, mediante un sistema de compromisos anuales de ejecuci髇 de tareas entre cada jerarca y el presidente de la rep鷅lica, y se dieron a la publicidad sus resultados. En el 鷏timo a駉 se hicieron, de previo, p鷅licos los compromisos.

En octubre de 2001 se aprob la Ley de la Administraci髇 Financiera de la Rep鷅lica y Presupuestos P鷅licos que tiene como uno de sus objetivos el apoyo a la evaluaci髇 de la gesti髇 p鷅lica. Esta ley establece: 揂rt韈ulo 5: Los presupuestos deber醤 expresar con claridad los objetivos, las metas y los productos que se pretenden alcanzar, as como los recursos necesarios para cumplirlos, de manera que puedan reflejar el costo y en el art韈ulo 52 搮incluir醤 los elementos explicativos necesarios para medir la efectividad de los programas, el costo unitario de los servicios y la eficiencia en el uso de los recursos p鷅licos厰

El SINE se redise駉 a finales de la segunda administraci髇 de don 觭car Arias y en el 2011 en el gobierno de do馻 Laura se obtuvo la colaboraci髇 de la agencia de cooperaci髇 alemana para mejorar las capacidades de evaluaci髇. Pero muy poco se ha avanzado.

Utilizar y hacer p鷅licos los datos del SINE tiene un alto costo pol韙ico, pues los medios y los adversarios solo resaltan los casos de incumplimiento de metas. Pero hacerlo es indispensable, aunque insuficiente.

A pesar de toda esa normativa no existe un sistema integrado que mida no solo la eficacia (cumplimiento de metas) sino tambi閚 y principalmente la eficiencia (costo de obtener las metas). El SINE solo mide si se han cumplido y en qu proporci髇.

Para completar la tarea urge contar con un sistema permanente de medici髇 de costos unitarios de los programas sociales, compararlos con los de otros pa韘es y los del sector privado y tambi閚 con sus beneficios.

Adem醩, para valorar el impacto relativo de los diversos programas sociales, es muy conveniente utilizar el sistema de prueba controlada aleatoria (RTC por sus iniciales en ingl閟). Esto es, comparar las ventajas que obtienen las familias pobres que utilizan cada programa en comparaci髇 con otras familias seleccionadas al azar que no los reciben y forman parte de la misma poblaci髇.

As s sabr韆mos como emplear cada col髇 de gasto social de la manera que nos rinda el mayor beneficio en disminuci髇 de la pobreza.

Miguel Angel Rodr韌uez

Ex Presidente de la Rep鷅lica

Fecha de publicaci髇: 22-Octubre-2018

Fuente: diarioextra.com

 

Documentos recientes para bajar

Facebook Link

Compartir en facebook

Para copiar un art韈ulo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el t韙ulo, y luego el cuerpo del art韈ulo, con el fin de que conserven los formatos y m醨genes adecuados.