PDF Imprimir Correo electr贸nico
Valoraci贸n de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

ALTERNATIVAS

Miguel 羘gel Rodr韌uez E.

Dr. Miguel Angel Rodriguez Echeverria

La educaci髇 p鷅lica es nuestro mejor instrumento para la justicia social y para la eficiencia econ髆ica.

Por eso el pasado 7 de mayo me atrev a dirigir a las nuevas autoridades del Ejecutivo y del Legislativo mi columna 揕a educaci髇 es el mejor instrumento para nuestro progreso.

En su discurso inaugural el Sr. presidente Carlos Alvarado indic: 換ueremos un pa韘 que abra oportunidades a todas las personas desde la educaci髇. Que brinda a los estudiantes una infraestructura adecuada, unos contenidos atractivos y de calidad que les ense馻n a aprender continuamente y a adaptarse, y que les prepara para la vida y para su futuro laboral, una oferta educativa ajustada a su entorno, acceso a la tecnolog韆, acciones para disminuir la exclusi髇 y educadores bien capacitados, con buenas condiciones y motivados.

A pesar de tan auspicioso inicio, con dolor debo indicar que -en mi concepto- en este campo el Poder Ejecutivo parece haber errado radicalmente su camino.

Para empezar el Sr. Ministro de Educaci髇 -a pesar de los graves faltantes en infraestructura escolar- decide transferir 15.000 millones de colones de recursos dedicados a la ense馻nza preescolar, primaria y secundaria al Fondo Especial para la Educaci髇 Superior. Lo anterior ocasion la protesta de la Defensor韆 P鷅lica. A m me hizo recordar los serios errores cometidos en los a駉s 80, cuando frente a la grave crisis fiscal se redujo sustancialmente el gasto en educaci髇 b醩ica que favorece en mayor medida a las familias m醩 pobres, mientras se incrementaron significativamente los destinados a las universidades p鷅licas. As de 1980 a 1990 la matr韈ula en universidades p鷅licas creci un 18% mientras en educaci髇 secundaria baj un 11,2%, As en una d閏ada disminuy en 19.454 el n鷐ero de estudiantes de educaci髇 media. Ese hecho ocasion un costo en t閞minos de desigualdad y pobreza que a鷑 estamos pagando.

En segundo lugar, me preocupa la transformaci髇 del bachillerato si la consecuencia es eliminar el incentivo para estudiar, aprender y pasar la prueba para poder ir a educaci髇 terciaria. Es muy laudable adaptar el examen de bachillerato para que se demuestren las habilidades literarias, numerarias y cient韋icas, en las cuales no estamos bien seg鷑 lo demuestran los pobres y decrecientes resultados en las pruebas PISA. Pero otro es el caso si se le elimina importancia al bachillerato, so pretexto de equiparar la cancha de acuerdo con las facilidades del hogar y del entorno de cada estudiante. Lo conveniente es prestar ayuda adicional a los estudiantes con menores facilidades para que las superen, y no simplemente eliminarles la prueba. Con lo primero se les prepara para que progresen con mayores habilidades, con lo segundo se les mantiene con su desventaja.

El tercer y m醩 grave desacierto es la declaraci髇 del ministro Mora de que no considera necesario aplicar pruebas de comprobaci髇 de conocimientos en los docentes. Sin asegurar que los maestros tengan adecuados conocimientos es vano pretender que los alumnos puedan aprenderlos.

El informe Profesores Excelentes. producido para el Banco Mundial por Barbara Bruns y Javier Luque, con base en evidencia emp韗ica de 7 pa韘es de Am閞ica Latina, concluye que la calidad de los docentes es el principal obst醕ulo que impide el avance educativo de la regi髇.

Se puede capacitar a los maestros para que sean excelentes, pero ello obliga a contratar a quienes tienen los conocimientos requeridos, a entrenarlos en el ejercicio del arte de ense馻r, y a evaluar lo que ocurre en la clase, para poder superar deficiencias.

No basta con cambiar la forma de preparar los nuevos docentes y capacitar a los que est醤 en servicio de una manera pr醕tica para que dominen el arte de ser profesores excelentes. Se requiere, adem醩, como ocurre en la adquisici髇 de habilidades y en el desarrollo de capacidades deportivas, entrenamiento, supervisi髇 y evaluaci髇 constante, no solo sobre los resultados, sino sobre la conducci髇 de las clases.

Los estudios de John Hattie de la Universidad de Melbourne, basados en m醩 de 65.000 investigaciones que cubren m醩 de 200 millones de alumnos, se馻lan que las 20 medidas m醩 importantes para aumentar el 閤ito de la ense馻nza dependen de lo que el docente haga en clase.

Y claro, repito, se debe empezar por contratar a personas con los conocimientos de lo que van a ense馻r. No ense馻 matem醫icas quien no puede pasar el examen de bachillerato en esa materia, ni ense馻 ingl閟 quien no lo puede hablar.

En 2010 la Direcci髇 de Gesti髇 y Evaluaci髇 de la Calidad realiz una prueba que abarc al 83% de los docentes de matem醫icas de educaci髇 p鷅lica secundaria. Solo un 2,5% de ellos no ten韆n estudios en la ense馻nza de las matem醫icas y un 87% ten韆n al menos grado universitario de profesor de secundaria. Pues bien, solo la mitad de los docentes evaluados mostraron dominio de los conocimientos estipulados en el programa vigente.

Los pobres resultados no se dan por falta de recursos. De 2006 a 2015 el gasto en educaci髇 se increment en 3,4 puntos del PIB, lo que principalmente se invirti en mejoras salariales para los educadores.

Por eso hace algunos a駉s se馻l con j鷅ilo la resoluci髇 de la Sala Constitucional 12-007163 del 29 de mayo de 2012, que estableci: 揝e ordena (al) Director General de Servicio Civil卶ue de inmediato proceda a realizar los estudios requeridos a fin de que en un plazo de un a駉 contado a partir de la comunicaci髇 de esta sentencia, en los procedimientos de selecci髇 de personal a cargo de esa dependencia, se eval鷈n aspectos relacionados con el razonamiento verbal, num閞ico o abstracto, as como conocimientos cient韋icos atinentes al 醡bito profesional objeto del concurso respectivo.

Posteriormente se dio la resoluci髇 2013-015697 que aclar que la disposici髇 anterior cubr韆 a los docentes, y ampli el plazo para su ejecuci髇 a siete a駉s y seis meses que se cumple el 4 de junio de 2021.

Y mientras tanto se siguen contratando docentes sin garantizar que posean los conocimientos de lo que van a ense馻r.

Comparaciones internacionales y estudios indican que las condiciones de los docentes (conocimientos, incentivos y prestigio) son la causa m醩 importante de la calidad educativa. Este es un tema dif韈il. No se trata de buscar culpables. Si no todos los docentes son competentes eso es falla de la sociedad, de todos nosotros, que no hemos sabido seleccionarlos, apoyarlos en el desarrollo inicial del arte de ense馻r, evaluarlos y capacitarlos. Analizar estos temas no debe ser visto como descalificaci髇 ni enjuiciamiento de los docentes.

Pero es una tarea urgente, la m醩 importante del Ministerio de Educaci髇. Deber韆 empezar a aplicarse ya el mandato de la Sala Constitucional en aquellos campos en que ya se cuente con los ex醡enes para hacerlo, y utilizar la tecnolog韆 de la infocomunicaci髇 para suplementar las clases de los actuales profesores.

Miguel Angel Rodr韌uez

Ex Presidente de la Rep鷅lica

Fecha de publicaci髇: 30-Julio-2018

Fuente: diarioextra.com

 

Documentos recientes para bajar

Facebook Link

Compartir en facebook

Para copiar un art韈ulo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el t韙ulo, y luego el cuerpo del art韈ulo, con el fin de que conserven los formatos y m醨genes adecuados.