Está aquí:   Inicio Blog Blogueando Condenado por buen samaritano
Condenado por buen samaritano
User Rating: / 3
PoorBest 


WaltWalt Staton  de Tucson Arizona ha sido condenado por los tribunales de su domicilio por ser un buen samaritano y cumplir la ley de Dios.

Ya desde Antígona los mitos griegos señalan las trágicas consecuencias de quien pretende poner los mandatos humanos por encima de las leyes de Dios. No puede haber paz en la familia o la comunidad que pone sus intereses inmediatos y egoístas por encima de la dignidad, el derecho a la vida y a la libertad, y los demás derechos humanos. Creonte, Rey de Tebas, pierde a su hijo y a su esposa por prohibir  darle sepultura a Polinicis y castigar a  Antígona por cumplir con ese deber religioso con su hermano.

 

¿Cuánto mayor puede ser el sufrimiento de quien condena a las personas que intentan salvar vidas humanas?

 

Desde  mediados de la década de 1990 la política fronteriza de los Estados Unidos ha hecho que la inmigración ilegal se efectué  por áreas desérticas más  remotas e inhóspitas, y ha resultado en que más de 5.600 personas mueran en ese intento de buscar mejores condiciones de vida para sus familias.

NO MÁS MUERTES es una organización de norteamericanos que tiene por misión acabar con las muertes y el sufrimiento en la frontera entre Estados Unidos y México, mediante iniciativas de la sociedad civil, con el convencimiento de que las personas conscientes deben trabajar de manera frontal para apoyar los derechos humanos fundamentales.

Walt Staton es integrante del grupo NO MÁS MUERTES que deja agua en el desierto para impedir que mueran de sed los inmigrantes ilegales que buscan ingreso a los Estados Unidos. Ha sido sentenciado por “ensuciar” el Parque Nacional Reserva de Vida Silvestre Buenos Aires. Un primer juez lo sentenció a recoger basura durante 300 horas, a no entrar en ese Parque Nacional y a libertad condicional durante un año. En la apelación el juez ha amenazado a Staton con duplicar las horas de recolección de basura o a imponerle 25 días de prisión.

Recordemos la parábola del buen samaritano. Jesús pone de ejemplo la conducta humanitaria del samaritano con el judío atacado y dejado medio muerto a la vera del camino. El prójimo al que debemos amar como a nosotros mismos no es solo el de nuestra nación o familia. Es incluso el enemigo. ¿Cuánto más cuando se trata de ciudadanos de una nación vecina y aliada?

Walt Staton y NO MÁS MUERTES merecen el reconocimiento de todos los hombres de buena voluntad. Jamás una sanción judicial leguleya.

 

Documentos recientes para bajar

Facebook Link

Compartir en facebook

Para copiar un artículo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el título, y luego el cuerpo del artículo, con el fin de que conserven los formatos y márgenes adecuados.