Navidad y amor PDF Imprimir Correo electr贸nico
Valoraci贸n de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

Disyuntivas

Miguel Angel Rodriguez EcheverriaLos vientos eran m醩 fr韔s. No pod韆 faltar el su閠er a las cinco de la tarde. El Ni駃to Dios nos tra韆 los regalos. El portal era mucho m醩 importante que el 醨bol de Navidad, y en las ventanas se pon韆n coronas rojas con una lucecita.

u醤to tardaba en llegar la Navidad en el Aranjuez de mi infancia!

En un San Jos peque駉, limpio y sin pretensiones, iba con mis hermanos menores y mam en el bus de Guadalupe a comprar musgo y aserr韓 de colores a los chinamos de la Plaza de la Artiller韆. Luego constru韆mos el portal con pap, sobre cajones que 閘 tra韆. Poner las instalaciones bajo los negros encerados para que las bombillitas quedaran bien distribuidas, era una delicada tarea. El pueblito, el lago con patos y cascada, el reba駉 de corderos; daban entorno al "pasito" en el cual la Virgen y San Jos aguardaban hasta la media noche del 24 al Ni駃to, y luego la Sagrada Familia junta esperaba a los Reyes Magos.

Los a駉s pasaron y la Navidad fue entonces la emoci髇 de los hijos y luego la ilusi髇 de los nietos.

Pero siempre, de siete a駉s o con mis setenta y dos que est醤 por terminar, la Navidad ha sido la fiesta del amor.

El amor de Dios por sus criaturas a las que regala la encarnaci髇 de Su Hijo para que del pesebre a la cruz y a la resurrecci髇 nos ense馻ra la fuerza extraordinaria del amor. El amor que es esencial para la vida en paz y para alcanzar la felicidad. El amor que depende de la libertad para poder uno darse al amado.

Vivimos desde hace ya muchos siglos en una sociedad occidental centrada en el hombre y en su conocimiento cient韋ico. Cuando el c髆o reemplaz al qu y la racionalidad experimental permiti al hombre el dominio del mundo f韘ico, tambi閚 se ha pretendido el imperio de una pol韙ica racional centrada no en los atributos naturales inherentes al hombre sino en su capacidad intelectual para dise馻r una sociedad eficiente para la convivencia. Pero como somos libres, esencialmente libres, todo compromiso moral, toda decisi髇 personal de amar, perdonar, ser solidarios, est醤 sujetas a la voluntad de querer mantenerlas ma馻na. Por eso los avances morales no se acumulan como el atesoramiento material y el progreso institucional. Las instituciones, el conocimiento y la acumulaci髇 de bienes, aunque sean muy importantes y necesarios para garantizar el bienestar humano, no son suficientes. La libertad hace indispensable el amor.

Podemos acumular conocimientos, riqueza, e instituciones sociales. Pero su uso y hasta su sobrevivencia dependen de la libertad de las personas en cada generaci髇 de usarlas para el bien, la verdad y la belleza. Para ello es indispensable que prevalezca el amor.

La Navidad era 閜oca de reflexi髇 sobre la necesidad del desarrollo interior de cada persona para que el crecimiento de lo externo y lo social fuera para alcanzar la felicidad y no la soledad y la violencia. Pero parad骿icamente el mismo desarrollo institucional y material al darnos m醩 poder externo nos ha robado la capacidad y el tiempo del desarrollo personal. La Navidad es ahora "Santa Claus", los regalos y el estr閟, no el Ni駃to, el amor y la paz.

No nos dejemos vencer. Viva el amor. FELIZ NAVIDAD

Miguel Angel Rodr韌uez

Ex Presidente de la Rep鷅lica

Fecha de publicaci髇: 24-Dic-2012
Comentarios
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 

Documentos recientes para bajar

Facebook Link

Compartir en facebook

Para copiar un art韈ulo de este sitio a un archivo de Word, primero copie y pegue el t韙ulo, y luego el cuerpo del art韈ulo, con el fin de que conserven los formatos y m醨genes adecuados.